Expediente X; La verdad está ahí fuera

Cuando uno empieza a ver una serie de televisión, espera entretenerse, sin más, sobre todo si empiezas a verla cuando tienes 12 o 13 años. Si l a serie te gusta te vas enganchando poco a poco, hasta el punto de que haces lo posible para estar en tu casa cuando la emiten, o para grabarla en una cinta VHS para verla al día siguiente. Eso fue lo que me pasó con Expediente X, la primera serie que veía de un modo más serio y adicto en mi vida, la seguí por Telecinco, hasta que empezaron a tratarla con la punta del pie, algo muy común en la cadena de los realities y el cotilleo rancio. Desde mediados de la séptima temporada le perdí la pista, y no fue hasta hace poco más de un año, que un buen amigo mío me la prestó completa, toda la serie en DVD, y  poco a poco he podido volver a ver lo que ya había visto y ver por primera vez lo que no llegué a ver. Y he podido volver a querer a Mulder, a Scully, a Skinner, al Fumador, a Kryzcek, a los Tiradores Solitarios, al Caza Recompensas… y descubrir a Dogget y a Reyes.

 

Cuando ves una serie por orden, con calma, si anuncios, y completa, puedes llegar a tener una visión general de la obra, entenderla, disfrutarla, no perderte, recrearte en cada detalle… Hay gente que se queja de que Expediente X es una serie que pierde al espectador, yo sin embargo creo, que si se le presta atención a los episodios de trama, se sigue perfectamente. Además, esta  serie tiene otra cualidad innegable y que la hace distinta al resto, además de la trama central recurre en la mayoría de ocasiones a episodios autoconclusivos, con lo que no se hacía ni tan insustancial como CSI ni tan densa como Lost. Además no hay que quedarse solo en la superficie, Expediente X es algo más que ciencia ficción, los personajes están muy bien construidos, y son capaces de pasar del drama a la comedia en un  momento., de la distncia a la cercanía, de lo creíble a lo increíble, de lo divino a lo humano, del espacio a la tierra… Para mí, es la mejor serie que he visto nunca, y dudo que ninguna la llegue a superar.

 

Nueve temporadas son muchas temporadas, son muchos episodios, pero aún así, excepto en parte de la octava, no se me hizo para nada cuesta arriba, al contrario. Empiezas y es un no parar, llegas a la películas, vuelve la serie, y a mitad de la sexta temporada alcanza tal clímax, tal éxtasis resolutivo, es algo tan definitivo, que emociona como pocas veces ha conseguido emocionarme un producto televisivo. Toda la historia de la conspiración, de la invasión extraterrestre, del enfrentamiento galáctico entre facciones, el cáncer negro, los caza recompensas, es absorbente, está construido de forma que no te muestren más que lo necesario en cada momento, haciendo que los personajes que giran en torno a ella ganen cada vez más peso, más importancia, sean más reconocibles por el espectador, los llegue a querer (incluso aunque sean más malos que pegarle a un padre con un calcetín sudado). Si estos episodios la serie no pasaría de ser una versión entretenida de “The Twilight Zone” pero con personajes estables.

 

Pero los episodios autoconclusivos, lejos de ser repetitivos, aunque es cierto, que algunos patrones se repiten, son lo suficientemente variados en su temática para no caer en la reiteración que sufren series actuales como House o CSI. Gracias a estos episodios, vistos hoy día, pueden reconocerse a multitud de actores conocidos que aparecen como sheriff del pueblo de turno, o como un extraño mutante, o como testigo de una abducción, la lista de actores conocidos que han hecho alguna aparición en la serie es realmente intensa. Estos episodios, muchas veces, tratan temores creíbles para la sociedad, como aquel en que una mutación del gorgojo del tabaco se propagaba por el humo, o aquel de pollo Chaco con la enfermedad de las vacas locas… o aquellos en los que antes de que Internet es lo que hoy día, nos lo mostraban con los peligros de conocer a la gente por chat (gente, o seres que se alimentan de grasa).

 

Dejando a un lado los tipos de episodios y como se complementan, sin los personajes no se podría entender. Mulder es uno de los mejores personajes masculinos de la historia de la televisión, es complejo, está lleno de matices, es capaz de hacer lo que haga falta por conseguir su objetivo, es el más serio cuando hay que serlo, pero tiene un sentido del humor admirable, es un creyente, un cruzado, y David Duchovny lo borda. Scully es el personaje serio, escéptico, científico, pero también tiene sentido del humor. Se podría decir que Scully es un complemento de Mulder, pero sería incorrecto, ambos son una parte de un todo, son complementarios. Además, la relación que existe entre ellos, cargada de TSNR (tensión sexual no resuelta), la aleja también de las series habituales, donde esto se suele resolver antes y es motor de la historia. La relación de Mulder y Scully va más allá de las ganas de echar un polvo de los personajes, es platónico, es la expresión real y sincera de querer a alguien como un amigo pero no cerrarse a nada más.

 

 

Los secundarios tienen también gran peso. Empezando por los buenos, tenemos a Skinner, que es el jefe comprometido con su trabajo pero que llega a creer en la labor de Mulder, convirtiéndose en un aliado y amigo. Langly, Byers y Frohike, los Tiradores Solitarios, que intentan revelar la verdad a su modo, y a Dogget y Reyes, que si bien no son secundarios, sino protagonistas de una parte de la serie, en el fondo están a la sombra de Mulder y Scully, aunque consiguen hacerse un hueco en el corazón del espectador.

 

Luego están los ambiguos, los que no sabes ni sin son malos, ni si son buenos, o si ayudan a Mulder por su bien o por su interes propio. Dentro de esta categoría tenemos a los soplones, Garganta Profunda, implicado en la conspiración, a X que es de los mejores personajes que ha pasado por la serie y de los más crípticos, que parece más el tipo del trabajo sucio, que más tarde acabaría siendo Kryzeck, y Marita Covarrubias, la mujer fría por excelencia. En el grupo ambiguo entrarían también Jeffrey Spender, Diana Foley, el Subdirector Kersh, Diana Foley… la mayoría parecen ir en contra de Mulder y Scully, pero al final, de alguna manera, se redimen.

 

Y los malos, pues tampoco son tan malos. Todo el mundo actua por motivaciones, y aunque algunos parecen la representación del mal, no se nos dejan de mostrar ciertos atisbos de humanidad en ellos. Pasaré por alto a los Super Soldados, nunca me han convencido, sobre todo porque no pueden superar en carisma al Sindicato, y sobre todo, a El Fumador, uno de los mejores personajes antagonistas que se han visto nunca en serie alguna.  El episodio en el que Frohike cuenta que fue el fumador quien mató a Kennedy, entre otras lindezas, hace que el personaje te apasionarte aún más, y comprendes, que no es un malo simple, es complejo como él solo.

 

Es difícil sacar conclusiones cuando una serie te gusta tanto en todos sus aspectos, pero en definitiva, es una serie que te engancha porque quieres saber que pasa, aunque muchas veces te pierdas tantos como sus protagonistas, al final te das cuenta de que no hace falta dar respuestas para que todo resulte, no es necesario saber la composición del ADN extraterrestre, ni cuantos tipos de nave hay, sino disfrutar de un viaje que duró nueve año, aunque algunos hayamos esperado más para ver como concluía. No creo que me vuelva a emocionar tanto con una serie como lo he hecho con Expediente X, puede que Lost me haya hecho estar pendiente para bajar un episodio en cuanto esté en la red, pero es que si  X Files no hubiese traído de vuelta la ciencia ficción a la televisión Lost, ni tantas otras series se habrían concebido. Expediente X ha formado parte de mi vida comoa aficionado al cine y la televisión, y tiene un lugar preferente,  quizá sea por el momento en el que empecé a verla, o por el tiempo que he tardado en saber como acaba, pero le tengo un apego que no he tenido nunca por ninguna otra serie, y por más que el mundo siga, Expediente X siempre será mi “serie de cabecera”, y “la verdad está ahí fuera”, una de mis citas favoritas.

 

11 pensamientos sobre “Expediente X; La verdad está ahí fuera”

  1. ¿Qué puedo decirte de la entrada tan gloriosa que acabas de escribir?
    Expediente X, sin duda, para mi es la mejor serie emitida en TV. Tiene la carga emocional de Mulder y su lucha como principal argumento, su afán de descubrir la verdad. El apoyo incondicional de Scully, su (escéptica) compañera (los que me conocen saben que estoy totalmente enamorada de ella XD) y es lo que dices tú, no se centran en desarrollar el lado amoroso de éstos, no se trata de ponerlos ahí a pasarse el día… ejem (sexoooo) si no que es algo totalmente puro, platónico. Se dicen todo con gestos, con miradas y es lo que más me gusta (aunque joder, ya le vale a C.C no pargar la factura de la luz en momentos decisivos ¬¬) De capis de humor, me quedo con “Bad Blood” demasiado bueno! Arcadia…interesante verlos intercambiando roles!! Skinner…Al principio es sospechoso, no? Esos teje-manejes que se trae, tanto secretismo…pero no, no me defraudó. Skinner siempre andaba salvándole el culo a Mulder. Y el fumador… el personaje más intrigante que he conocido! Nunca deja de sorprenderte, jamás! Cuando ya crees que lo has visto todo…mata a Kennedy! XDDDD Doggett y Reyes…bueno, si los empiezas a mirar como suplentes, no! Yo los vi como lo que son, dos personajes más y sencillamente me gustaban. Doggett (interpretado por Robert Patrick, que se sale!!) es un hombre…hundido, podría decirse, tras recibir un duro golpe (no desvelo spoilers blahhhhh)
    Me podría pasar media vida hablando, pero no puedor! Asi que solo me queda decir:
    Kyo, me quito el sombrero! Eres un fiera! Y recuerda: I want to Believe…

  2. Vaya y ahora… ¿que digo yo? si lo habeis dicho todo.Para mi tambien es la mejor serie de la historia de la television.Yo recuerdo que la empeze a ver ya entrada la primera temporada y a partir de ese momento no pude dejar de verla,realmente me daba igual si eran capitulos nuevos o si los repetian hasta la saciedad ahi estaba yo clabada como buena friki que ,en ese momento,empezaba a ser y que sigo siendo,grababa los capitulos en video,hasta que como toda españa me quede compuesta y sin serie.Si es que aun no entiendo como pueden hacer eso con las series,pero bueno gracias a internet finalmente he conseguido todas las temporadas completas y las he deborado capitulo tras capitulo aunque he de confesar que la falta de mulder en las ultimas temporadas me afecto un poco pero no pasaba nada por que ahi estaba scully,madre mia como me gusta esta mujer,Ahora que lo pienso es curioso como me gusta scully que es la esceptica,al menos al principio, y ,sin embargo si me das a elegir entre dogget y Reyes me quedo con esta ultima.Aunque como dice nurilay robert lo borda(en cuanto le vi dije anda mira si es el amigo de sawyer…Hibbs jeje).Bueno ahora que puedo estoy convirtiendo en frikis de expediente x a mis sobrinos y les encanta y a mi sobrina en friki de Lost…creo que he creado unos monstruos jaja.
    ———————————-
    THE TRUTH IS OUT THERE
    ———————————-

  3. OH Dios mío. He encontrado la horma de mi zapato. XDDD
    Yo amo a Mulder, a Scully, al Fumador, a Mr. X, a Samantha…
    Precisamente ahora estoy reviendo todas las temporadas (anoché empecé la cuarta) y la verdad, la visión es totalmente diferente cuando se disfruta de forma más global, sin interrupciones, sin maltratos televisivos, y demás.
    Quiero terminar las nueve antes del estreno de la película, ya te contaré, porque en su momento, me perdí parte de la octava y la novena.
    Por cierto, no tiene desperdicio la traducción del título de la película. De “X-Files: I want to believe” a “X-Files: Creer es la clave”.
    Que cuelguen por los huevos al traductor. XDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *