Tres pinchos y un descafeinado; X Men Origins: Wolverine

lobitoHace casi una década que las películas basadas de cómics salieron del pozo en las que las habían sumido los años noventa. X Men fue la responsable. Debido a su éxito consiguió también que Hollywood se lanzase a adaptar cuanto cómic Marvel pudo. Desde entonces ha habido más penas que alegrías, teniendo que aguantar basuras del tamaño de Spiderman 3, la inaguantable cursilada de Hulk de Ang Lee y la tercera parte de la propia X Men. Hace un año Iron Man consiguió sacar las películas Marvel de la mediocridad. Ahora, con X Men Origins: Wolverine, han conseguido una película de acción correcta, que sirve para cohesionar la continuidad del universo propio de las cintas basadas en la saga, pero que no será recordada, ni para bien, ni para mal, no pasa de ser entretenida.
Sigue leyendo Tres pinchos y un descafeinado; X Men Origins: Wolverine