Iron Man 2 entretiene, que no es poco

Las películas de superhéroes que siguieron a X Men, la que propició el boom del género en el año 2000, han sido por lo general malas. Hay excepciones, pero sobre todo las basadas en el universo Marvel han sido en un alto porcentaje castañas que no había por dónde cogerlas. Hace un par de años Iron Man sacó un poco a las adaptaciones del pozo de estiércol en la que estaban sumidas desde que Elektra vio la luz, desde que Ang Lee parió la cosa más aburrida que se haya visto con un monstruo verde de por medio, desde que Brian Singer se fue y X Men 3 sufrió todos los males posibles. Iron Man además de una adaptación decente, fue una película muy divertida y entretenida que descansaba sobre los hombros de Robert Dawney Jr, quien una vez más consigue que la película sea más de Tony Stark que de la armadura. Esto, junto a las pinceladas de continuidad propia de las nuevas producciones Marvel, que ya apuntaban en la muy decente The Incredible Hulk, hacen que Iron Man 2 sea una película más que decente y de lo mejorcito que se puede ver en el cine en los últimos meses.

La última película de Jon Favreau (memorable secundario en Friends) es una película divertida y entretenida, es también una película puente y se nota, ya no hay que presentar personajes como en la primera, solo contar cosas con ellos y plantear cosas venideras. Es como el segundo episodio de una serie de televisión, que si el piloto ha sido bueno, siempre hay reticencias, pero si el segundo agrada el público seguirá viendo los siguientes episodios. Y es que Iron Man 2 es un puente ya directo hacia la película de Los Vengadores, después de algún datito en la primera, un cameo de Tony Stark en la segunda de Hulk (bendita película que tira por tierra la mierda que cagó Ang Lee en su día), ahora es el momento de poner las cartas sobre la mesa, y la película básicamente sirve para eso. Si le quitamos esa parte el guión es simple, malo vengativo quiere matar a bueno, que está debilitado y toca fondo pero al final se arregla y entre él y su colega que se lleva un prototipo ganan. Pero el punto fuerte de esta película no es lo que cuenta, sino como lo cuenta. Es épica cuando tiene que serla, es espectacular cuando debe, tiene golpes humorísticos en los momentos adecuados, tiene una banda sonora espectacular, un reparto muy bueno, e incluso escenas que pueden parecer referenciales.

Sobre el reparto y los personajes poco que decir. Robert Downey Jr se sale del papel, simplemente sobervio. Don Cheadle le da de patadas en el higadillo actuando a Terrence Howard, al que sustituye como War Machine. Gwyneth Paltrow está muy correcta. Scarlett Johansson en esta película sale bastante atractiva, hay algunas en las que parece un choco como en la infame The Spirit. Sam Rockwell, en el papel de Hammer, sobreactúa de un modo ridículo, es irritante a más no poder. Mickey Rourke no hace mal el papel de malo, pero se le nota demasiado el acartonamiento facial producto del exceso de botox. Por último Samuel L. Jackson haciendo de Nick Furia es muy bueno, primero porque sale así en el comic The Ultimates, y segundo porque hace de sí mismo y es lo que mejor le sale.

En conclusión, Iron Man 2 es una muy buena película de superhéroes, con un tono distinto al que ofrecía por ejemplo El Caballero Oscuro, pero se agradece que dentro de un subgénero cinematográfico exista diversidad y calidad. Una película de este tipo tiene que ser entretenida, profundizar en los personajes y hacer que el espectador no se aburra, y Favrau lo ha vuelto a conseguir. Posiblemente no sea mejor que la primera entrega de la saga, pero mantener el nivel después de pegar un pelotazo es muy complicado. Si las siguientes películas Marvel siguen este tono y no el de medianías como la película de Lobezno, seguiré sintiéndome satisfecho por ir al cine a pasar un buen rato. No será una obra maestra, pero tal y como está últimamente el cine, con salir contento y sin sentirme estafado y sin mirar el reloj, me doy por satisfecho.

7 pensamientos sobre “Iron Man 2 entretiene, que no es poco”

  1. No soy muy fan de las pelis Marvel, pero me lo pasé bien con esta, de hecho hasta me han dado ganas de ver la primera, cosa que no hice en su momento.

    Así que coincido con tu análisis. No aporto mucho al debate (de hecho nada)pero es que es así.

  2. Pues estoy casi en todo de acuerdo contigo. Pero para mi Mickey Rourke no esta acartonao, es q es un pedazo de mierda. El peor de todos con diferencia. Me hubiese gustao otro tipo, no se, este me da asco. Y en cambio, Gwyneth me mola bastante, mas q la Johanson, q cada peli que veo de ella esta peor que en la anterior. Con esas lentillotas ademas..rozando el ridiculo. Obviamente estoy deacuerdo contigo en la interpretacion de Robert Downey q siempre esta fantastico, pero de cantante…es regulero solo. Y en los demas tambien, opino lo mismo.
    Me parece entretenida y que visto lo visto, es dificil hacertelo pasar bien en un cine ya que la cartelera esta copada de productos de dudosa calidad jajaja.
    Ahora toca esperar una tercera parteeee¡¡

  3. Yo soy fan a tope de Sam Rockwell y es verdad que quizás estaba en un plan demasiado “ángeles de charlie” (over-the-top) para esta peli, pero creo que el que tiene más delito es el doblador.

    Me pasé casi toda la película con una sonrisa en la boca, qué grande es RDJ/Tony

  4. Pues a mi la verdad no me gusto, se me hace una tanto aburrida, muy inferior a la primera, en la que comparto la opinion que fue y es la excepcion en las peliculas de marvel, ya que fue genial.
    En la dos,se abusa de la personalidad de Tony, queriendo hacer chistoso lo que no da risa, creyendo que sufre, cuando no eso parece, en fin una mas de las peliculas hollywoodenses donde q creen que los efectos son los que hace una pelicula.
    Simplemente para el olvido.

  5. Un analisis entretenido, que no es poco. Practicamente describes la pelicula y sus detalles sin problemas pero hay un detalle que no me termina de encajar en un cinefilo como tu. No es ni mas ni menos que el detalle del botox, que mierda de comentario es ese, parece un chiste malo de spiderman. Entiendeme, casi todo el mundo conoce la paralisis facial de Mickey Rourke, pero hecharsela en cara sin motivo cuando hace un papel decente dando aires de joputa de barrio a un malo secundario sin apenas frases en la pelicula, no se a que viene. Imaginate que hubiesen puesto a Maximo meridio en el papel, eso si que seria paralisis, y sin botox para mas bemoles. Centrate mas en la interpretación y menos el la vida del actor al hacer tus criticas. Es como si criticaramos los ultimos videojuegos de Sonic no por lo que son, si no, por la extraña ludopatia de esmeraldas y anillos de su protagonista.
    Bueno, ya nos veremos, que hace tiempo ya desde la ultima vez… y deja de hablar solo de lost, de eso si que estoy hasta la polla.
    Y lo demas a mierdacine.com

    P.D. perdon por la ortografia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *