Toy Story 3, la secuela perfecta

Las secuelas cinematográficas por norma general son malas. Las hay que no están a la altura de la original, y las que consiguen echar por tierra todo lo conseguido por lo anterior. Luego existe un raro grupo de obras salvables que mantienen el tipo y la calidad, y luego existen muy pocas que pueden decirse que superan a la primera entrega de una saga. Uno de estos extrañísimos casos es Toy Story 3. Toy Story es un hito en la historia del cine, por lo que representó técnicamente, primer largometraje realizado completamente con técnicas infográficas. Contaba con un guión bastante bueno. Toy Story 2 fue una buena secuela que mantenía el tipo y profundizaba en personajes, pero estaba algo por debajo. Ahora, la última parte de estas historias sobre juguetes, consigue contar una historia de esas que consigue llegar al espectador, a la vez que alcanza unos niveles de calidad técnica muy por encima del resto de películas de animación poligonal recientes. Rara vez guión y tecnología han estado en un mismo tiempo a tan alto nivel. Toy Story 3 es el mejor “3” cinematográfico que se recuerda.

Sigue leyendo Toy Story 3, la secuela perfecta

Elm Street en su mínima expresión

Adaptaciones, secuelas, remakes. El cine lleva unos años que salvo excepciones está limitado a estos tres campos. El cine de terror es un género que siempre ha sido propenso al secuelismo exagerado y a las revisiones constantes, era cuestión de tiempo que los nuevos personajes que entraron en el imaginario colectivo en los 70 y los 80 se pusieran al día para captar al nuevo público. Detrás de este oscuro y retorcido plan se encuentra Michael Bay, ese hombre que se llama a sí mismo director de cine cuando debería considerarse un rodador de explosiones sin sentido, pues no da para más. Este hombre, bajo el manto de su producción, ha metido mano en tres de las sagas más representativas de aquellos tiempos, La Matanza de Texas, Viernes 13 y la que nos ocupa, Pesadilla en Elm Street. De ésta lo mínimo que se puede decir es que es completamente innecesaria, puesto que aparte de no aportar nada simplifica a los personajes la dirección es pobre.

Sigue leyendo Elm Street en su mínima expresión

El Equipo A(ctualizado)

¿Qué recuerda la gente de la serie ochentena de televisión titulada “El Equipo A”? El opening, los protagonistas, detalles característicos de cada uno de ellos bastante evidentes, y por supuesto que eran unos flipados. Que si coches que vuelcan al dispararle a una rueda, que si furgonetas que vuelan… pues bien, la película del Equipo A es lo mismo, pero puesta al día. Que antes la gente se flipaba viendo como cuatro soldados de fortuna liberaban al padre de una que había sido secuestrado por un comando de chicanos, pues ahora que los malos sean una agencia de mercenarios con Irak de trasfondo. Que antes había explosiones, ahora hay helicóptero imposibles y tanques voladores. El Equipo A es una flipada más grande que la Catedral de León, no es más que una puesta al día, una actualización, pero se han pasado tres pueblos.

Sigue leyendo El Equipo A(ctualizado)