Doctor Who Temporada 6, manifiesta mejoría

Parece que Steven Moffat ha necesitado temporada y media para poner su Doctor Who en órbita, para darle el lustre que la serie merecía y que no consiguió en la quinta temporada. Ésta sexta etapa ha remontado el vuelo pese a la poca calidad de algunos episodios de la primera mitad, los últimos episodios han vuelto a conectar con el público y, lo más importante, muestran que los planes de Moffat no se limitan a temporadas cerradas, sino que tiene un plan más complejo, algo así como suele hacer Grant Morrison en sus colecciones de cómic. El hecho de que deje planteada la siguiente entrega de la serie a la vez que cierra la actual hace que la sensación de unidad y continuidad de la quinta. La evolución de los personajes ha progresado adecuadamente en unos casos, con menos suerte en otros. Matt Smith se está asentando como un Doctor propio, alejandose de ser un Tennant-wannabe, Rory es el mejor secundario de la serie con mucha diferencia, River Song por fin tiene sentido, por el contrario Amy Pond está dejando de ser interesante como compañera del Doctor.

La temporada se puede dividir en tres partes, los primeros episodios, que comienzan fuertes pero caen en el sopor y la estupidez, la segunda parte donde la serie vuelve a coger cuerpo y el episodio de Neil Gaiman. “The Doctor Wife” es un episodio atemporal, fuera de trama, autoconclusivo, que podría haber encajado en cualquier época, pero es tan bueno que opaca al resto de la temporada. Neil Gaiman es un genio, un guionista fuera de serie que debería hacer este tipo de cosas más a menudo, puesto que el nivel de sentimiento y transmisión del mismo no lo han logrado ni Moffat ni Davies.

 

No creo que sea necesario contar la sinopsis de cada episodio, basta con decir que si de “The Doctor Wife” es uno de los mejores episodios de la serie, el de los piratas de chichinabo (no recuerdo el nombre) es malo como un dolor de muelas, digno de los peores episodios de relleno de BSG. Han vuelto a utilizar el recurso odioso de la grieta, aunque algo más discretamente.

 

La producción ha mejorado notablemente, sobre todo en iluminación y montaje, lo cual no encaja con la estética que ha tenido siempre Doctor Who. Los elementos de maquillaje y caracterización no terminan de encajar en esta nueva imagen más oscura visualmente que está tomando la serie.

 

En definitiva, la sexta temporada de Doctor Who es manifiestamente superior a la quinta, pese a que tiene episodios malos, la trama central y el episodio de Gaiman consiguen que el resultado general no sea decepcionante como ocurrió con la primera de Moffat en solitario. Si puede conseguir algo completamente redondo con la séptima, sin los bajones que ha tenido en esta ocasión, su etapa podrá considerarse un éxito, de lo contrario se quedará solo en un buen sustituto.

Un pensamiento sobre “Doctor Who Temporada 6, manifiesta mejoría”

  1. Los dos primeros de esta temporada a mi me parecieron muy buenos, los de América, luego está el bajón del capítulo de los piratas y los dos de the flesh, que me parecen flojos.

    A partir de ahí ya han sido todos buenos e incluso muy buenos, con un final de temporada mucho mejor que el de la quinta, que en su momento me gustó bastante. Mención aparte para “The Doctor’s wife” que es simplemente brillante.

    Ahora queda ver si Moffat sigue la racha de seguir mejorando en la siguiente temporada y no se le van los planes de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *