[VHS_Views] Holocausto Caníbal, entre la fascinación y el asco

Los videoclubs, esos lugares otrora pozos de sabiduría cinéfila y fondo de armario y hoy vertederos de blockbusters mediocres. Esos lugares donde ibas de pequeño a alquilar cintas VHS de Dragon Ball o Expediente X, por decir algo, y veías carátulas de cintas que nunca te atreviste a alquilar. Y no van los tiros por el tema de la pornografía, sino por cosas como Holocausto Caníbal. Recuerdo perfectamente aquella carátula, aquellos tonos verdes, aquel título, y aquella imagen de una mujer empalada. Cómo olvidar también lo que se comentaba de ella, amigos míos decían que todas las imágenes violentas de la película fueron reales. Pero al final uno siempre decide alquilar algo más afable y que no haga quedar como un bicho raro. Pasaron los años y no le presté atención, hasta que un día la pusieron en televisión, en conctreto en esa bendición de la TDT llamada laSexta3 y pude tacharla de mi lista de películas pendientes.

Bien, para ser concretos lo que me produjo la película fue una doble sensación. Por una admiración, puesto que el rollo falso documental, con supuestos brutos de grabación, era una técnica narritiva bastante avanzada a principios de los 80. Por otro lado, me pareció repugnante, si bien las escenas de violencia humana son dramatizadas, las de tortura animal son reales, y aunque no sea yo amante de la fauna, ver según que cosas te revuelven el estómago. Es lo más parecido de forma legal de ver una snuff movie, se recrea en la muerte de una forma enfermiza y grotesca. No tengo nada en contra de la violencia y la sangre, incluso me gustan, siempre que sean representaciones, me encantan escenas de Hostel, pero ahí no cogen a una persona y le abren en canal y le sacan los órganos mientras aún palpita como hace Ruggero Deodato con una tortuga viva. Y ese creo que es el punto que hace que la película me parezca desagradable, porque se recrea, se regodea de tal forma, que aunque se interprete dicha escena como una crítica hacia la forma de ser de los humanos, de su violencia absurda y desmedida contra lo que les rodea, el hecho de que el propio director realice tal atrocidad con un bicho vivo representa caer en aquello que hipotéticamente denuncia.

 

Dejando atrás tan escabroso asunto, la película no tiene un mal guión, los personajes tienen personalidad y el montaje es muy bueno. Su banda sonora es inquientante y hace buen uso de melodias perturbadoramente calmadas para acompañar imágenes sumamente violentas. La narración no es lineal, las dos líneas temporales narrativas encajan a la perfección, y como comentaba anteriormente, el hecho de abordarlo como un falso documental le da una perspectiva interesante. Aunque más que ese recurso, lo que más me gusta es el hecho de recurrir a los brutos, al material grabado no editado. Aborda de tal forma lo que sucede en el sector de la información y es tan extrapolable a como funcionan los medios de comunicación hoy día, a como manipulan, a como mienten, a como enseñan al mundo lo que le sale de los huevos y no lo que realmente ocurre. En la película la visión que quería enseñar el grupo desaparecido no tiene nada que ver con las animaladas que hicieron, eso por desgracia pasa a diario y nos parece de lo más normal.

 

En conclusión Holocausto Caníbal no es una película en absoluto recomendable para el público general, pero sí para personas que quieran ver algo totalmente distinto y que no se podría realizar hoy día. Puede parecer una tontería, pero todo lo positivo que esta película posee, que es mucho, queda empañado por el hecho de cargarse animales vivos delante de una cámara. Pocas veces en mi vida he sentido tanto asco con una escena como con la de la tortuga. Después de ver esto no creo que fuera capaz de ver algo más extremo, tampoco creo que nadie se atreva hacerlo dentro de lo que es cine, y no videos de los que retrataba Amenábar en Tesis.

3 pensamientos sobre “[VHS_Views] Holocausto Caníbal, entre la fascinación y el asco”

  1. Yo recuerdo de chico siempre había un montón de cola pa devolver las pelis en el Cinema, y me kedaba mirando las ke había, y siempre me fijaba en el Condón asesino de la Troma, y me hacía gracia, pero nunca la llegaba a alquilar porke siempre había otra mejor o lo ke sea. De mayor he ido rescatando todas esas de serie B que siempre veias ahi cogiendo polvo y te quedabas con la portada pero no con el nombre.

    Me enkanta Holocausto Canibal, no sólo porke sea un bizarro perturbado, sino por todo lo ke okulta. Más grotesca ke esa musiquita sobre las imagenes de el infierno verde, ya ves… A Deodato lo llevaron a juicio por que el contrato con los protagonistas incluía que se escondieran equis meses despues del estreno pa que la gente se creyera la película, y tambien porque decían que realmente había empalado a la indigena de la portada, cosa que no pudo desmentir porque era una extra que encontraron en un pueblo perdio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *