La dama de plomo

Biopics, uno de los males que invade el cine de nuestros días junto con secuelas, adaptaciones y remakes y que denotan una alarmante falta de ideas en muchos casos. No obstante algunos son interesantes, bien por el personaje histórico que retratan, bien por la interpretación y carecterización que de ellos se hace. Éste es el caso de La Dama de Hierro, película que solo sirve para el lucimiento de Meryl Streep, y el departamente de caracterización, ambos soberbios. Pero la película termina siendo algo a medio gas, puesto que un personaje histórico con tanta miga y tanta reunión ineresante que tuvo que tener acaba siendo reflejado solo su lado “humano” y sobre todo su etapa senil, por lo que fuera de los flashbacks históricos es un coñazo.

Y es que La Dama de Hierro no llega ni siquiera a la gracia y la mala ostia que destilaba aquel testimonio que de ella hicieron en La Hora Chanante. La película se centra en la etapa de actual de Margaret Thatcher, una señora que está chocheando, y a la que le dan flashbacks de cuando estaba en la política activa y lo petaba. Y la cosa es que la parte de los flashbacks es muy interesante y te deja con ganas de más, pero más de la mitad del metraje se centra en la parte de vieja senil e insoportable, siendo el resultado el de una cinta desaprovechada. Habrá a quien todo este rollo del drama humano le encante, pero no era necesario tanto espacio para el mismo, con un poquito bastaba, pero no, se tenían que repetir como una sopa de ajo.

 

En resumen, si quieres saber quien fue Margaret Thatcher realmente mira en los libros de historia, porque en esta película pasan de puntillas, no profundizan nada en sus relaciones internacionales de los años ochenta, vamos, que Reagan no tiene ni una frase en la condenada cinta. ¿Es La Dama de Hierro una mala película? No, pero es muy mejorable. Como dije al principio lo único que merece la pena de la película es el papelón que hace Meryl Streep, porque aparte de eso, no hay mucho más donde rascar.

3 pensamientos sobre “La dama de plomo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *