Los Oscars no saben montar(selo)

Cada vez paso más de los Oscars (de los Goya ni hablemos). No se si siempre han sido así o es que uno se va haciendo viejo y va viendo su deprimente realidad. Con el paso de los años muchos vemos como peliculones, actorazos y compositores de esos que te agarran el corazón en el puño y hacen con él lo que quieren, han sido ignorados por las máquinas de vending de la Academia de Hollywood. Muy grande fue mi cabreo, e incomprensión, cuando El Retorno del Rey se llevó 11 Oscars, muchos de ellos técnicos, y en los mismos apartados no se las llevó en años anteriores siendo muy superiores en los mismos al resto. O cuando les da, casualmente por darselo el mismo año a Halle Berry y Denzel Washington, y el que diga que es casualidad no se lo cree ni él. Aunque el colmo fue comprobar que Don Ennio Morricone, el mejor compositor de bandas sonoras de la historia del séptimo arte, solo tiene uno y fue en plan homenaje, lamentable, asqueroso, patético, el ejemplo más claro de la inutilidad de este premio. Aunque lo que me ocupa ahora es algo que he observado últimamente, en Hollywood no tienen ni puta idea de lo que es un buen montaje.

Sigue leyendo Los Oscars no saben montar(selo)