[VHS_Views] Cuatro Bodas y un Funeral, revisiones que mejoran

Hay películas que cambian según en el momento de tu vida en que la veas. Algunas que viste hace años y te parecieron magníficas han envejecido de forma fatal y no hay quien las aguante, como por ejemplo me ocurre con La Historia Interminable. Otras, como Braveheart, te siguen pareciendo tan buenas como la primera vez que la vise. Y luego está el caso que nos ocupa, Cuatro Bodas y un Funeral, que cuando la ves que 12 o 13 años te parece un cagarro y vista ya con más edad te das cuenta de que es una película que no está tan mal. Recuerdo que cuando la vi a mediados de los 90 me pasé media película esperando a ver cuando era el funeral y terminé pensando algo así como que menudo coñazo de película. Vista con más edad el asunto cambia, no es que me parezca ahora que es El Padrino ni que sea una película que me va a cambiar la vida, pero dentro de su género, el de las comedias románticas (del que no soy nada fan) es un buen ejemplo de como hacer las cosas extrañamente bien.

Sigue leyendo [VHS_Views] Cuatro Bodas y un Funeral, revisiones que mejoran

The Muppets, marionetas al poder

¡A la mierda los polígonos, renders y texturas! ¡Viva los trapos! Pensad lo tenebroso que sería que hiciesen hoy los Gremnlins (o Cristal Oscuro o Dentro del Laberinto), en vez de muñecos y marionetas que dan el pego nos colarían un montón de imágenes CGI que no solo no encajarían con los personajes de imagen real. Es más, imaginad que Yoda en vez de una entrañable marioneta fuera un polígono saltar… ¡oh wait! En fin, mi alegato a favor del uso de marionetas y animatrónica no es nuevo, ya lo mencioné cuando analicé Jurassic Park, pero ahora mismo quiero ir hacia otro tema, como algo tan antiguo puede no solo convivir hoy día con la hartura tecnológica sino que con ellas se puede consigue algo bastante más digno que con la mayoría de películas de animación actuales, me estoy refiriendo a The Muppets. La vuelta a los cines de los personajes que hace décadas creara Jim Henson es una agradable sorpresa, una película orientada al público más joven pero que puede ser disfrutada por el público adulto, sobre todo por su falta de pretensiones. The Muppets es lo que parece, una película hecha por fans para fans. Pero si esto no os convence me puedo poner gafapastoso y decir que The Muppets es una metáfora sobre como recuperar las amistades perdidas y la gloria de quien una vez lo fue todo y ahora no es más que un recuerdo, ahí lo lleváis.

Sigue leyendo The Muppets, marionetas al poder

Hugo… el pobre Scorsese está ya mayor

Martin Scorsese ya no está para muchos trotes. Desde Casino, que por mucho que me guste personalmente es una secuela moral de Uno de los Nuestros, no ha hecho nada destacable, ni siquiera aquella por la que le dieron el Oscar o aquella que era una especie de Hitchcock wanabe que era Shutter Island. Ahora nos viene con Hugo, una historia de un pobre huérfano (ahí va, como el coñazo de EL&IC), que vive en una estación de tren (que parece un centro comercial) y que está obsesionado con arreglar algo que le dejó su padre y para lo que le hace falta una llave (ahí va, otra coincidencia con el coñazo de EL&IC). Total, que con esta premisa la película se puede resumir en que es una especie de cuentecillo pretenciosamente contado que a mitad de la película de un giro bastante gratuito para pasar a ser un homenaje a los primeros años del cine (anda, como The Artist) en concreto en la figura de George Méliès. No es una película aburrida y está bien técnicamente, pero no va más allá de ser una película de consumo familiar de las que normalmente pasaría desapercibida si no la dirigiese Scorsese.

Sigue leyendo Hugo… el pobre Scorsese está ya mayor

Extremely Loud & Incredibly Close, extramedamente lenta e increiblemente cargante

Desde que tengo un iPhone (sí, que le voy a hacer, tengo uno, no veas que putada) cuando voy al cine me dedico a twittear durante los trailers que películas voy a ver, que películas quizá vea o que películas no pienso ver. El caso es que al final muchas veces las que quieres ver no las ves y las que no te las terminas tragando. Esto último fue justo lo que me ocurrió con Extremely Loud & Incredibly Loud (en adalante EL&IL), película cuyo título ya pinta mal, pero cuando ves en el trailer que salen Tom Hanks y Sandra Bullock la reacción fue inmediata, debía huir hacia otro lado en cuanto oyera el nombre de la película. Stephen Daldry no se ha caracterizado por ser un director con un buen manejo del ritmo, recuerdo que Las Horas y The Reader eran bastante lentas, y con EL&IL le pasa tres cuartos de lo mismo. La película es lenta y pesada, y convierte una idea simple en una oda al patriotismo y los valores familiares norteamericanos, porque claro, está de fondo el 11-S y así sale lo que sale, un dramón de estos en los que al público estadounidense le gusta recrearse en su propia tragedia. Si con la misma idea buscan un escenario menos drástico no se le prestaría ni la mitad de atención que tiene.

Sigue leyendo Extremely Loud & Incredibly Close, extramedamente lenta e increiblemente cargante

Midnight in Paris, una simpática comedia

No soy en absoluto una de esas personas que nada más oír que Woody Allen ha sacado una nueva pierdo el culo para ir a verla, total, todos los años saca una, ni que se tomara el sacar algo inédito con la calma que lo hace Quentin Tarantino. El caso es que no las he visto todas, pero sí suficientes para afirmar que no se encuentra entre mis directores favoritos, aunque es posible que me influyera el hecho de que la primera suya que vi fue Todos Dicen I Love You, que es bastante mala. El caso es que sí que hay una película de Allen que me apasiona, que es Match Point, primero porque es un peliculón de intriga y segundo porque él no actúa. Este último punto lo tiene en común con su útima película, Midnight in Paris, que no se le ve el pelo. Quizá sea este detalle, pero el caso es que su último estreno hasta el momento me parece una película simpática y agradable de ver, nada cargante, aunque si bien es cierto tampoco creo que sea una cinta que marque época.

Sigue leyendo Midnight in Paris, una simpática comedia

El Árbol de la Vida… y el día en que me acordé de los muertos de Terrance Malick

Voy mucho al cine, muchísimo, es uno de los pocos entretenimientos que tiene una ciudad tan aburrida como en la que vivo. En 2011 vi 55 películas, y en ningún momento me planteé entrar a ver El Árbol de la Vida, de Terrance Malick. Ahora que la he visto no puedo más que congratularme porque no haya ido un solo Euro mío a parar a las manos de ese coñazo insoportable que ha salido del puño y la cámara de Terrance Malick. El Árbol de la Vida es el mayor ejemplo de como convertir una idea simple, aunque interesante, y que ha dado mucho juego en la historia del arte en general, en una película aburrida, lenta, soporífera, insoportable y carente de cualquier tipo de ritmo narrativo que la haga lo más mínimamente visible. Es tan poco interesante que ostenta el muy dudoso honor de haber conseguido que me duerma tres veces, en días distintos, intentando verla. Ha sido una de las peores experiencias cinematográficas que recuerdo, no porque sea mala, sino porque aparte de lo arriba mencionado es pedante y pretenciosa como ella sola, un alarde de falta absoluta de modestia por parte del director.

Sigue leyendo El Árbol de la Vida… y el día en que me acordé de los muertos de Terrance Malick

Los Descendientes, ó los telefimes con parné

Tanto calor han dado con que si Clooney está genial, que si es la actuación de su vida, que me dije, voy a ver Los Descendientes pese a la pinta de telefim de Antena 3 domingo por la tarde que destila, que muchas veces prejuzgo y me equivoco. Pues oigan, no me equivoqué. Tuve la suerte de que no pagué por verla, así era todo más telefílmico. Los Descendientes es una historia aburrida como pocas donde un hombre a punto de enviudar gestiona los últimos días de su mujer con su familia y allegados, un alarde de originalidad sin precedentes por lo visto. Total, que vista la cinta me parece incomprensible que esté nominada a los Oscars, por mucho rollo familiar reconciliador que tenga no es más que un guión de telefilm llevado a la gran pantalla con medios apropiados para tal fin y un Clooney que está bien pero ni lejos hace un papel memorable, aunque claro, cuando eres un tipo que ha hecho Batman&Robin cuando te ven en otro registro se deben pensar que eres la versatilidad encarnada.

Sigue leyendo Los Descendientes, ó los telefimes con parné

War Horse, ‘ai que bonico el caballito…’

Vaya por delante que admiro profundamente a Steven Spielberg. Es un hombre con una visión de negocio como pocos y que se lo ha sabido montar para aumentar su fortuna a base de darle al público lo que quiere pero siempre innovando y muchos casos arriesgando. Nunca le estaré lo bastante agradecido por Jurassic Park, de lo mejor que ha dado el cine de Ciencia Ficción, o por ser capaz de crear una situación de pánico en cualquier playa simplemente si alguien grita “tiburón”. Es verdad que ha tenido películas malas, pero por lo general tanto como director y como productor suele hacer cosas, cuanto menos entretenidas. Y al final la marca “Spielberg” te hace ir a ver cosas que normalmente no mirarías aunque te apuntasen con una pistola, como es el caso de War Horse. No me gustan las películas con animales de protagonista, y War Horse es eso, la historia de un caballo muy bonico durante la Primera Guerra Mundial, a modo de hilo conductor de varias pequeñas historias. Es como un ejercicio que tuve que hacer en primero de carrera, donde había que buscar un tema común para enlazar historias, pues ese hilo conductor es el caballo Joey, que digo yo, si vas a llamar a un caballo Joey ten el valor de llamar al jinete Chandler.

Sigue leyendo War Horse, ‘ai que bonico el caballito…’

Moneyball, marchando una de manager

Cuando supe que una película sobre béisbol estaba nominada a los Oscars me indigné mucho. Un deporte aburrido como él solo y que solo interesa en los EEUU, donde a la final de su liga local la llaman World Series. A pesar de todo me dio por ir a verla, por curiosidad, y me gustó. Me gustó por lo misma razón que me gustó The Damned United (crítica pendiente desde hace dos años), porque el deporte es solo parte de la historia, porque la trama va de quien maneja un equipo, son historias de managers. La gracia de ambas es en como se las pueden apañar equipos sin recursos para tirar hacia adelante, una realidad que a la mayoría de aficionados al deporte les importa un carajo, es muy fácil ser del Madrid o del Barcelona, o en el caso de Moneyball de los Yankees o de los Withe Socks. Moneyball trata sobre como un manager de un equipo pobre se las arregla para que consigan algo importante, pero sin un guión como el que hace Sorkin sería probablemente un coñazo y no la más que aceptable película que les ha quedado.

Sigue leyendo Moneyball, marchando una de manager

The Help, salen Emma Stone y Jessica Chastain

He visto The Help, salsicheramente traducida en España como Criadas y Señoras, vaya a ser que si la traducen como “el servicio” la gente piense que la película va de un sitio donde depositar desechos orgánicos. No voy a engañar a nadie, la vi porque sale Emma Stone y soy muy fan suyo desde Zombieland. El caso es que me pareció una película decente, interesante en lo que cuenta pero muy lenta en la narración. En España estamos saturados de costumbrismo, se han encargado de que se gaste de tanto usarlo, pero en Estados Unidos no se ve tan a menudo, sobre todo el costumbrismo sureño que refleja lo asquerosamente racistas que eran muchos de los habitantes de aquellos estados. Y es que con lo que uno se queda de The Help es con el contraste de mentalidad respecto a hace 50 años, como aparentemente ha evolucionado la sociedad, o por lo menos parte de ella que vemos los comportamientos de las señoritingas que aparecen en la película como algo que hubiera pasado hace cientos de años, cuando fue hace nada. Es posible que dentro de muchos años, cuando alguien hable de como parte de la sociedad actual trata a determinadas minorías nos escandalicemos igualmente.

Sigue leyendo The Help, salen Emma Stone y Jessica Chastain