BattleshiT, la hija bastarda de Boll y Bay

Joder, hay tantas formas de empezar esta crítica. Battleshit. Tocado y hundido. Viva la América senil. Pero vamos, que lo más fácil es describir la película como lo que es, una puta mierda del tamaño de Ohio. Partamos de la base de que el primer logo que aparece en pantalla es el de Hasbro, sí, la marca de juguetes. Para el que no lo sepa esta película es una muy libre adaptación del famoso juego de mesa “Hundir la Flota”, conocido popularmente por su versión en papel jugada en cuadernos de EGB como los barquitos. Pues de esa idea, algún guionista hasta arriba de ácido, porros, cocaína, heroina, crack y mierda de manatí decidió hacer una película sobre una mini invasión alienigena que es repelida por bravos marines americanos que están de practicas en Hawai… todo eso aliñado con una dirección digna del hijo bastardo fruto del matrimonio entre Michael Bay y Uwe Boll. Y rematado con un reparto que no da la talla y que encima incorpora a Rihanna al reparto, de tal modo que aparece en pantalla estorbando, porque a lo que hace no se le puede llamar actuar.

Como se puede ver ya en el mismo trailer, que en este caso no engaña, la película es tan mala como cogerse los huevos con la tapa de un piano. Un niñato macarra interpretado por Taylor Kitsch (John Carter) a quien tiene que meter en vereda su hermano, Alexander Skarsgard (True Blood), inscribiendolo en la marina (aquí debería sonar In The Navy de los Village People que es muy propia). Hay que añadir al elenco a la típica rubia buenorra tetuda y super yanki que es Brooklyn Decker, que vive una historia de amor con el protagonista tan convencional y rancio que no interesa lo más mínimo. Me duele especialmente lo de Liam Neeson, que tiene un papelito muy secundario y que debe haberse llevado una pasta por aparecer en este canelo (y van 3 basuras que hace el hombre en pocos meses). Para rematar la faena tenemos el asunto Rihanna. No voy a valorar su calidad como cantante, no es mi estilo, ni soy un entendido en la materia, pero resumamos que no es alguien que ocupe un lugar en mi iTunes. El caso es que como actriz apesta, apesta mucho. Apesta como si metes en una tupperware un montón de ropa interior usada y lo deja al sol un par de días. Hay algo que la gente no entiende, incluso si tu papel es inexpresivo, incluso si tu papel es de alguien duro, hay que saber transmitirlo. Para ser actriz o actor no vale con aparecer delante de la cámara y soltar cuatro frases. Lo malo de esto de Rihanna es, que tal y como está el panorama, cualquier día nos cuelan a Lana del Rey haciendo de tía triste en alguna tontuna indie.

 

Como adaptación hace lo mismo que Uwe Boll en sus pelis, pasarase el original por el forro, aunque sea un juego de mesa. En serio, no logro entender como han conseguido colar en la historia a los alienigenas anfibios y fotosensibles (ahí va, como los largatos de V, que originales). El tema técnico en cambio es hijo de Transformers, tanto hierro girando, tanta explosión, tanta cámara lenta innecesaria, bebe descaradamente de la Michael Bay. También hay una parte en la que al director, Peter Berg, le sale la vena Friday Night Lights y mete una escena de fútbol, pero del nuestro, demostrando una vez más que los estadounidenses no tiene ni idea del tema. No le puedes pasar del portero al delantero en un campo de fútbol once y que la reciba para rematar de bolea ¿o habría visto Oliver y Benji?

 

En definitiva, si ves el trailer te puedes ahorrar las dos larguísimas horas de este cúmulo de despropósitos. No tengo nada en contra del cine palomitero, ni contra las películas con explosiones, pero exijo un mínimo de sentido, de interés. Es decir, podemos discutir si Independence Day nos parece o no una buena peli, pero dentro de lo que cabe tiene un sentido dentro de su absurdez, Battleship no sabe a donde se dirige ni que rumbo tiene. No es una película infantil, ni para adolescentes, ni para adultos, es más, casi ni es una película, es una sucesión vacía de planos que no cumplen con su mínimo exigible, entretener. Porque amigos, si una película con explosiones y diálogos chichinabescos se toma en serio a sí misma pasa esto, que no hay quien la aguante.

10 pensamientos sobre “BattleshiT, la hija bastarda de Boll y Bay”

  1. y sin embargo, la ha ido a ver bastante gente q conozco u_u y no sé por qué, si se ve venir u_u

    debe de ser q cada vez mis prejuicios peliculeros son más acertados, o algo

  2. Cózar, cuatro pueblos no te pasas pero tres si. Como dices el trailer no engaña, no es un reto de interpretación si no un festival de efectos especiales en el que los actores son lo de menos, como queda demostrado porque sólo veo dos actores de verdad en la peli aunque los papeles sean de chiste (Neeson y Asano).

    Es una película que no veré una segunda vez, pero que cumple en lo que promete, totalmente consumible y olvidable pero que mata el tiempo si eso es lo que pretendes al entrar en el cine.

  3. Lo de Hasbro y la ‘adaptación de Hundir la Flota’ es una artimaña legal para que no les denunciasen por plagiar a los Transformers (cuyos derechos también pertenecen a Hasbro). Pero sí, la peli tiene pinta de ser un truño.

  4. Fantástico!: «Porque amigos, si una película con explosiones y diálogos chichinabescos se toma en serio a sí misma pasa esto, que no hay quien la aguante».
    PS No pienso ver el truño este…

  5. vale que no vaya a ganar un oscar. pero la peli cumple porque no se hace lenta. obviando los hachazos a las leyes fisicas de nuestro universo, entretiene.

    1. No se te hará lenta a tí, el ritmo narrativo es nulo, además, le sobra como mínimo 40 minutos de metraje. Es reiterativa hasta la saciedad, la decimonovena vez que usas el mismo efecto (bolas máginas destructoras) ABURRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *