¡Vengadores! ¡ARREJUNTAOS!

Joss Whedon es un tío que me da mucho miedo. Puede hacer cosas muy interesantes como Firefly, o algunas tramas de Buffy, pero recordemos que el guión de la película original de Buffy también era suyo. Sea como fuere, y quizá por su buen trabajo como guionista de cómics Marvel del calibre de Astonishing X-Men, ha sido el encargado de dirigir el proyecto más importante de Marvel hasta la fecha, Los Vengadores. Y es que Los Vengadores no es una película al uso, es la piedra angular de un proyecto que comenzó en 2008 con Iron Man y que ha conseguido reunir no solo a cuatro personajes clásicos como son, además del Hombre de Hierro, Hulk, Capitán América y Thor, sino que sirve como continuación de sus respectivas películas y como precuela de las próximas. Pero todo esto no serviría de nada si la película fuera un zurullo, y Los Vengadores no lo es en absoluto. Quizá sea una exageración decir que es la mejor película basada en un cómic de todos los tiempos, ahí están obras como Superman II o The Dark Knight, pero sin lugar a dudas es una gran película de acción, super héroes y sobre todo humor, porque solo Whedon tiene la mala ostia suficiente para mearse en lo que hizo Kenneth Branagh con Thor, y eso es algo que no tiene precio.

El guión de la película no es muy complicado, Loki es el malo, quiere invadir la tierra con unos marcianitos chungos y Nick Furia lo tiene que evitar reuniendo a Los Vengadores. A partir de esa premisa simple Whedon consigue encajar con un buen ritmo narrativo las historias del Capi, Hulk, Thor y Tony Stark, con sus conflictos y sus diferencias de personalidad, y lo hace de forma interesante, entretenida y seria pero a la vez divertida. Esta película está llena de pequeños golpes de los que te hacen aplaudir, y eso rara vez pasa. Es cierto, como comentan muchos espectadores, que Iron Man se lleva mucha cuota de pantalla, pero es que vistas las películas anteriores es el que más podía aportar de todos. No obstante el peso está bastante bien repartido, quizá en el que salga algo peor parado sea Thor, porque incluso Viuda Negra y Ojo de Halcón tiene su importancia. Insisto, no es fácil cuadrar en pantalla a cuatro Main Eventers del cómic con dos secundarios importantes y un malo carismático, y eso es mérito de Whedon.

 

Las escenas de acción y lucha son geniales. Desde las convencionales cuerpo a cuerpo, a los combates entre héroes, o la mismísima batalla final. Ésta última tiene especial mérito por un motivo muy simple, la acción se entiende. Es decir, en una escena donde se destruye medio Nueva York mientras vuelan un montón de extraterrestres y monstruos, no te pierdes en ningún momento, se sabe siempre lo que está pasando, y eso es algo muy difícil de lograr. Están tan bien estas escenas de que hay rumores de que tanto Emerich como Bay están llorando en un rincón por la rabieta de que ellos no sean capaces de hacer algo así.

 

El reparto es, simplemente, genial. De Robert Downey como Iron Man ya dije todo lo que tenía que decir en su día. Chris Evans como Capitán América da mucho mejor el perfil que como Antorcha Humana. Chris Hemsworth (el incomprensible marido de Elsa Pataky) es un buen Thor, pero es bueno por el lavado que le ha dado Whedon, en su película por culpa de Branagh era un pedantón insoportable, ahora tiene otro aire. Mark Ruffalo es el mejor Hulk que ha habido, tanto Eric Bana como Edward Norton eran demasiado fardones para mostrar lo piltrafa que es Bruce Banner cuando no está transformado. Jeremy Renner es un buen Ojo de Halcón, y no se que ha hecho para tener más brazo que John Cena desde que hizo The Town. Scarlett Johanson encaja muy bien de Viuda Negra, y en esta película sale bastnte favorecida visualmente, no la veía tan atractiva desde Match Point. A Samuel Leroy Jackson ya lo habíamos visto como Nick Furia, y hace un buen papel, pero me cuesta todavía acostumbrarme, pese a The Ultimates, a que Nick Furia sea tan negrata. Cobie Smulders, fuera del coñazo de How I Met Your Mother, gana bastante, sobre todo en traje de S.H.I.E.L.D aunque su papel sea muy secundario. Dejo para el final a Loki, interpretado por Tom Hiddleston (War Horse), otro que fuera del corsé aburrido, monótono y desactualizado de Branagh brilla bastante.

 

En definitiva, que una película de dos horas se te pase volando, y no solo eso, sino que consiga hacer todo lo que hace bien es para darle un aplauso. Whedon ha conseguido primero, no cagarla, y segundo, hacer un producto la mar de interesante. Me parece exagerado el bombo que se le está dando, pero no por ello deja de parecerme una muy buena película. Desde luego es lo mejor que ha hecho Marvel, junto con X Men First Class, y lo mejor de todo es que tal y como les ha quedado la secuela puede ser todavía mejor. Eso sí, como en su bendita editorial de cómics, entre saga y saga importante, en este caso película, meterán relleno a cascoporro. Veamos en que queda todo, pero personalmente me agrada esta idea de una especie de serie de cine.

5 pensamientos sobre “¡Vengadores! ¡ARREJUNTAOS!”

  1. La película es bastante la repolla, pero el marrón en el que se ha metido Whedon con el último plano tiene proporciones ya no bíblicas, casi Lovecraftianas. Mínimo 5 años para recuperar derechos de los XMen, los 4F y Spiderman, y a partir de ahí desarrollarlos en este universo mezcla de lo clásico y Ultimate.

    Eso, y encontrar gente con 2 cojones para gobernarlo todo sin que se vaya de madre. FU.

  2. Simplemente, una película que enamora. Enamora al público del cine de acción, pues la tiene y a raudales. Enamora a los que de jovencitos (y no tan jovencitos) nos dejábamos la pasta de la semanada en cómics (tebeos por aquel entonces). Enamora a los que hemos crecido conociendo a éstos personajes y sus correrías. Y sobre todo, enamora a los fans del CINE, con mayúsculas.

    Dura dos horas largas que se pasan volando, pocas películas pueden presumir de conseguir éste efecto en el espectador, las actuaciones son soberbias, con un Robert Downey Jr. que lo borda, al igual que en su saga propia. Contiene momentos de humor realmente hilarantes y buenos, no voy a spoilear ninguno, y te mantiene en el sillón del cine sin siquiera echar en falta el refresco de turno.

    Gracias Marvel Studios por éste regalo a los aficionados del cómic, gracias sr. Whedon por hacer semejante película.

    Y ahora a esperar a ver qué será lo próximo de la factoría de ideas de Marvel que veremos en pantalla, ¿Dr. Strange? No gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *