Django Unchained, el mejor Western en 20 años

Django-Unchained-Teaser-PosterEl Western es un género que siempre me ha gustado, eso no significa que me guste todo lo que con él se hace. Tarantino es un director que desde que lo que descubrí también me ha gustado, hasta el punto de que si bien tiene alguna película floja, la mayoría me parecen, cuando menos, destacables. Por eso, la combinación entre Western y Tarantino a priori tenía muchos puntos para que me gustase, no obstante ya en Kill Bill Vol.2 había mucho de esta mezcla. Pues bien, Django Unchained no me gusta, me encanta. Una película de casi tres horas en la que no miras nunca el reloj es algo difícil de encontrar hoy día. Django Unchained es tremendamente entretenida, pero además, reparte muchos palos a la historia de Estados Unidos, y lo hace de manera magistral.

El guión, y la dirección, son brutales. La historia en sí no es complicada, un cazarrecompensas alemán compra a un esclavo al que le ofrece la libertad si le ayuda a identificar a unos gañanes, para que luego trabajen juntos e intenten rescatar a la mujer del que fuera esclavo. Si algo aprende uno viendo Westerns, sobre todo los cuatro de Sergio Leone, es que una historia en apariencia simple puede estar cargada de una complejidad emocional tremenda, y aunque Tarantino tira por otra senda diferente a la del director italiano, en este aspecto comparten elementos. Por mucho que la gente se empeñe en llamar spaghetti a ésta película lo cierto es que quizá tenga más que ver con Peckinpah o Eastwood que con los italianos.

 

Django Unchained retrata la esclavitud negra de la que vivían los sureños de una forma dura y clara, lejos de lo que el cine ha mostrado siempre, aquí no se enseña un esclavismo feliz como pasaba en Lo que el viento se llevó. Este tema ha levantado bastante polémica, sobre todo por mojigatos de la corrección política, gente que, sin saber leer entre líneas dentro de una película, habla de que se banaliza un hecho histórico grave. Cualquier persona con un mínimo de inteligencia es capaz de discernir, que más allá del espectáculo que es la película, el tema de la esclavitud se denuncia de una forma mucho más explícita que en cualquier otra obra que haya hecho otro director americano.

 

Captura de pantalla 2013-01-28 a la(s) 13.58.15Tarantino siempre se ha caracterizado por contar con un reparto excelente en todas sus películas, y esta no es una excepción. Jamie Foxx es el protagonista de la cinta. Es posible que pese a ser el protagonista, sea el personaje que menos relieve tiene dentro de la obra, pero eso no es algo necesariamente malo, es muestra de que los mal llamados secundarios (supporting actors) son muy buenos y aportan mucho a la trama. Hay otros ejemplos en el género, sin ir más lejos en El Bueno, El Feo y El Malo, el personaje de Clint Eastwood es el que menos profundidad tiene comparado con los de Lee Van Cleef y sobre todo Elli Wallach. Foxx da muy bien el tipo físico de pistolero espigado, y dentro de lo que da su personaje lo hace muy bien.

 

Christoph Waltz era un actor vienés que había desarrollado casi toda su carrera en la televisión, hasta que 602986_10151217891045222_774208599_nTarantino lo mandó al estrellato, y al Oscar, con Malditos Bastardos. Si en aquella tenía un personajazo, aquí lo vuelve a tener pero además con una dosis extra de carisma. Y es que el Dr. King Schulz, es uno de los personajes mejor construidos del cine reciente, por no hablar de su caballo Fritz. Cierto es que sus modales y su forma de hablar recuerdan al Hans Landa de la cinta anteriormente citada, pero Waltz es capaz de dar los matices necesarios al personaje para hacerlo único. En éste género, dominado por tíos duros, los matices expresivos son claves, y Waltz los realiza a la perfección.

 

Pero el reparto no estaría completo sin una brillante galería de antagonistas. Desde Don Johnson haciendo de cateto líder de una organización similar al KKK, a Leonardo DiCaprio, quien en uno de los mejores papeles que le recuerdo consigue reflejar la maldad por ignorancia como pocas otras veces he visto. Pero el antagonista, propiamente dicho, es Samuel L. Jackson. Es, con diferencia, el personaje más racista de toda la película, y lo peor de todo es que te crees al personaje, un esclavo que está por encima de los demás y que no va a dejar que haya otro negro por encima suya, como es el hombre libre Django lo esté. Además, hay cantidad de papeles menores interpretados por actores conocidos, como Franco Nero, Johah Hill, Kerry Washington o Laura Cayouette, cuyo personaje de viuda sureña idiota y hermana del personaje de DiCaprio da una imagen más creíble que otras películas basadas en la misma época.

 

Siempre he pensado que Tarantino es el mejor seleccionando canciones para sus películas, que técnicamente casi no tienen banda sonora original. La música de Pulp Fiction es perfecta, la selección que hace en los dos volúmenes de Kill Bill, sobre todo en el segundo, es magistral, incluso en Malditos Bastardos es capaz de rebuscar en el cajón de Morricone y poner Un Amico para que una escena memorable sea un clásico contemporáneo. Pues en Django Unchained no consigue nada de esto. Es una buena selección musical, y cumple con su cometido, pero le falta algo. Contar con un nuevo tema de Morricone, Ancora Qui, no compensa los dos momentos chocantes de escuchar rap en un Western, que si bien no me parece mal del todo sí chirría. Aunque personalmente, el gran fallo de la selección musical es usar el tema de Django en inglés y no en italiano, la versión italiana del tema de Bacalov es claramente superior.

394892_10151217890280222_175833391_n

En definitiva, Django Unchained es, fácilmente, el mejor Western que se haya realizado desde Sin Perdón y una de las mejores películas de los últimos años, pero no es la cima del género. Quizá tampoco sea la mejor película de Tarantino. Pero estamos hablando de un género que ha dado obras como La Muerte Tenía un Precio y del director que hizo la mejor película de los años noventa. Dejando eso aparte, Django Unchained es una maravilla de película, porque no siempre te encuentras con tres horas de entrenamiento de alto nivel con dosis de crítica, y esos detalles hay que saber apreciarlos.

Un pensamiento sobre “Django Unchained, el mejor Western en 20 años”

  1. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas excepto en que la peli sea un western, es más bien una parodia que homenajea con mucho humor todos los tópicos de los western. Me sobran los excesos del final, pero por lo demás es muy divertida y con unos diálogos geniales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *