Man of Steel, reinvención necesaria

Metropolis - FinalLa segunda crítica cinematográfica que publiqué en mi vida fue hace siete años, y fue sobre Superman Returns, una película horrible que venía a ser una especie de secuela que copiaba vilmente a la primera entrega dirigida por Richard Donner, pero añadiendo a una especie de Son Gohan. Después de aquel desastre parecía que Kal-El estaba condenado en la gran pantalla, puesto que entre Returns y la seriucha aquella de Smallville, la credibilidad del kryptoniano para el gran público estaba bajo mínimos. Mientras todo esto sucedía, un tal Christopher Nolan ponía a Batman a niveles en los que no había estado nunca, y un tal Zack Snyder, conocido por hacer una de las mejores películas de zombies del siglo XXI, demostraba en un par de ocasiones que sabía adaptar un cómic (300, Watchmen). Fruto de la producción del primero, y de la dirección del segundo, y con un guión firmado por el irregular David S. Goyer llegamos a la película que nos ocupa, Man of Steel (El Hombre de Acero), una película mejorable pero que consigue adaptar a Superman a los tiempos actuales, a la vez que le da una dignidad audiovisual al personaje que estaba perdida desde 1983.

Lo más destacable de la película de Zack Snyder es que ha sabido separarse de la sombra que proyectaban las películas protagonizadas por Christopher Reeve, algo de lo que no fue capaz Brian Singer. La acción se sitúa en un presente reconocible, nada de sombreros y pajaritas y trajecitos propios de Mad Men. Se acabó la lícra y los calzoncillos por fuera, el cambio de vestuario era algo que el personaje pedía a gritos. Pero el cambio va más allá de lo simplemente estético, Man of Steel es, a diferencia de sus antecesoras, una película sobre Superman, no sobre Clark Kent. El aspecto tejano del personaje está ahí, pero ya no se trata de ver como se esconde, se integra y demás, eso puede quedar para siguientes entregas, aquí durante toda la etapa adulta del personaje es Superman, ni más, ni menos.

zodfaura

El guión de Goyer no está mal, tiene muchos aspectos positivos, pero también otros que flojean. La historia principal es interesante, como Clark Kent descubre que es Kal-El y como tiene que impedir que el General Zod, superviviente de su planeta y enemigo ideológico de su padre, convierta a la Tierra en un nuevo Krypton arrasando con ello a la humanidad. Es interesante ver que las motivaciones del malo no son simples y burdas como lo eran en Superman II, aquí Zod tiene un lado mucho más psicológico y comprensible. La psicología social kryptoniana está bien reflejada, y eso ayuda a la película. El resto de personajes no están tan conseguidos, Lois Lane sí, pero por ejemplo, a Perry White no le han dado relieve, a Martha Kent tampoco, puesto que esta totalemente a la sombra de “Pa” Kent.

Dejando a un lado la historia principal, el guión es claramente mejorable. Hay varias escenas en las que las lagunas de guión y un montaje desastroso, descolocan al espectador. Todo el viaje existencial de Clark está montado a trompicones. Todo en la película parece acelerado, como si quisieran meter mucha información pero salir del paso. El concepto de transición parecen haberlo obviado, y el resultado es que hay escenas que al pasar a la siguiente la imagen salta, no puedes tener a dos personajes hablando en la misma habitación sentados y que acto seguido estén de pie en el desierto, no en el contexto que lo hace la película.

kalelEl reparto puede ser lo que más destaque de la película. Henry Cavill es un magnífico Superman, capaz de darle una profundidad y un dramatismo al personaje ausente en otras entregas, sin embargo falta saber que tal Clark sería, puesto que en la película no se aprecia. Amy Adams se mete bien en la piel de Lois Lane, siendo posiblemente la actriz que mejor rendimiento ha sacado al personaje. Russell Crowe, quien últimamente no para de hacer películas, encarna a un Jor-El mucho más cercano que el de Brandon, además la visión que da de Krypton la película permite tener bastante tiempo en pantalla al actor australiano. Jonathan Kent tiene mucho más calado que en otras interpretaciones del personaje, Kevin Costner se encarga de ir más allá de la moralina fácil que destilaba en otras ocasiones.Michael Shannon encaja bien el papel de Zod, siendo el antagonista más complejo que ha tenido Superman en el celuloide, destaca también su mano derecha, Faura-Ul, con la que la actriz Antje Traue muestra una frialdad absoluta.  El resto actores no desentonan, pero tampoco destacan.

Hans Zimmer consigue también, que no se he hecho de menos al repetitivo de John Williams en ningún momento. El compositor sigue la línea que utilizó en la trilogía de El Caballero Oscuro pero dándole un giro importante para encajar en el universo de Superman, y lo consigue. Quizá el tema principal no sea tan icónico, pero Zimmer va más allá de componer un Main Theme, cosa que dificilmente puede decir Williams.

lois

En definitiva, Man Of Steel es una buena película, y aunque tiene muchos aspectos mejorables, consigue levantar a un muerto. Quizá no tenga la profundidad de las tres Batman de Nolan, ni la construcción genial de Los Vengadores, ni el humor de Ironman, pero lo que sí tiene es una visión propia de un personaje tan conocido y manoseado que se agrade que se atrevan a hacer algo como esto. El verdadero mérito de la película es ese, conseguir desvincular esta nueva saga de todo lo anterior, pero manteniendo el respeto por el personaje. Porque por mucho que le sorprenda a algunos, todo lo chocante que pueda hacer Superman en esta película ya lo ha hecho anteriormente en algún cómic. Porque esa es otro de los aciertos de Snyder y Nolan, hacer que el público se interese por la historia del personaje más allá de las anteriores películas. Queda por saber, si finalmente se atreven a hacer La Liga de la Justicia, si relacionarán esta película con el Batman de Nolan y aquella película de Green Lantern en la que salía Blake Lively, en manos de DC queda.

2 pensamientos sobre “Man of Steel, reinvención necesaria”

  1. Para mí la historia carece de giros, es previsible a lo largo de toda la película.

    Por otro lado creo que intenta sin éxito ser emotiva, las escenas están, pero no muy logradas, o demasiado intercaladas en largas escenas de acción, se queda a las puertas de transmitir esas emociones al público. Quizá es que es difícil empatizar con un alien de poderes sobrehumanos.

  2. Pues después de un mes he conseguido ver la peli (en casa claro, no sé si está bien que lo diga así a la ligera… :S)… Debo decirte que en este asunto no soy nada objetiva, Superman es mi superheroe favorito de toda la vida, valoro al resto pero para mí El Hombre de Acero es el mejor. Dicho esto, creo q es de las primeras veces que coincido en casi todo de lo que has escrito aquí sobre la peli. Se aleja de los tópicos de los años 80 y el cómic, crea una nueva imagen del personaje y sobre todo se centra en SUPERMAN, dejando la vida de Clark Kent en pequeños flashes que nos hacen adivinar su personalidad. Lois Lane es bastante buena, mejor que la anterior al menos, y es que a pesar de que soy muy fan de Superman, siempre he sabido ver que Superman Returns era un mojón de película (perdón por el término tan poco crítico).
    En definitiva, El hombre de acero me ha parecido una gran nueva revisión de mi superhéroe favorito, y por supuesto, Henry Cavill me ha encantado en su papel… y no solo por esas escenas tan potentes, no puedes negarme que el chaval tiene “aptitudes” para el papel jeje 😉

    Esperando con ansia una segunda parte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *