Pacific Rim, del Toro desatado

1373465021-pacific-rim-poster-yoji-shinkawa-japanCuando salí del cine de ver Pacific Rim me dio por echar un ojo a lo que decía la gente sobre la película en Twitter. Ingenuo de mí, entré en una crítica sobre la misma realizada por una de esas páginas de modernos-hipsters-gafapastas-pseudointelectuales que lloraba amargamente que en la película no había rastro del director mexicano. Me pregunto yo si esos señores tan “cultos” tienen constancia de que de Guillermo del Toro, además de películas serias y con trasfondo como la magnífica El Laberinto del Fauno o la muy destacable El Espinazo del Diablo, es también el responsable de blockbusters de súper héroes como Hellboy o Blade II Y es que todos los directores de cine tienen derecho, de vez en cuando, a hacer lo que realmente les apetece hacer, pero claro, para algunos es mejor el Spielberg comprometido de Amistad que el genio de la ciencia ficción de Parque Jurásico. Volviendo a del Toro, Pacific Rim es un producto muy suyo, donde se ve lo que ha aprendido a lo largo de su carrera, y donde da rienda suelta a una historia sobre un género que conoce y ama. Sí, Pacific Rim es una película de robots gigantes que se curten a hostias contra monstruos gigantes, pero es honesta y lo muestra desde el principio, y los que quieren ir más allá y buscarle el existencialismo a todo que se vayan a ver basura nivel el Hulk de Ang Lee.

Pacific Rim supone una necesaria puesta al día en occidente del género de los monstruos y los mechas. A falta de ver que pasa con la próxima entrega norteamericana de Godzilla, Guillermo del Toro ha conseguido que en todo el mundo es vuelva a hablar entre el público generalistas de monstruos salidos del mar (Kaijus) y robots gigantes (Jaegers) que defienden el mundo. El que entienda un poco del tema verá todas las referencias que posee la obra, pero más allá de lo referencial la película es entretenimiento puro y duro, con el trasfondo de los pilares de la ciencia ficción japonesa y los blockbusters norteamericanos mezclados a la perfección. En Pacific Rim no hay un momento de descanso, no hay pausas estúpidas, la película rebosa ritmo. Y no solo ritmo, las escenas de acción, las peleas entre monstruos de las profundidades y brutos mecánicos están realizadas con un gusto tan exquisito que Michael Bay debe estar llorando en un rincón por no ser capaz de hacer eso con Transformer.

El guión es simple y directo. En las profundidades del oceano Pacífico se abre una brecha interdimensional de la que empiezan a emerger monstruos gigantescos que atacan a la civilización, y la respuesta del mundo es crear un método de defensa consistente en robots gigantes controlados por más de un piloto que acaben con ellos. Fin, no hay más. Bueno, sí hay, hay historias de problemas familiares, de adaptación y de ver como la política sigue siendo una puta mierda incluso en un mundo al borde del apocalipsis. Pero no hay que esperar nada más en este apartado, es simple, efectivo y no la caga. El reparto en general está bien, no destaca nadie, salvo Idris Elba, cuya presencia en pantalla eclipsa al resto.

En fin, que para apreciar Pacific Rim hay que saber a lo que se va, y si vas esperando algo que no es, ni lo parece, y no te gusta, pues te aguantas. Pacific Rim es una película donde cualquier persona aficionada a las películas de montruos, como Gojira, o al anime de mechas, como Evangelion, o las películas de salvar el mundo a úlitima hora como Los Vengadores o Independence Day se pueden dar la mano y disfrutar de un desfase de acción entendible, con unos efectos especiales perfectamente integrados y una ganas de entretener como pocas veces se ha visto en los últimos años. Ahora solo queda esperar ver si la recaudación internacional da para secuela, y si no, que Del Toro siga de colegueo con Hideo Kojima a ver si dirije el Metal Gear.

2 pensamientos sobre “Pacific Rim, del Toro desatado”

  1. La película da lo que promete.
    Ni mas ni menos.
    Es simple: Robots gigantes y monstruos dándose de tortas,fin.
    Buscarle algo mas es inútil ya que no lo hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *