Dexter, o la caída al pozo del olvido, Parte II

d4-trinity-promo

Más de cinco años han pasado desde la última vez que escribí sobre Dexter. En aquel momento, después de dos temporadas, estaba encantando con la serie. Entonces llegó la tercera, una temporada tan horrible, tan mala, tan insufrible, tan asquerosa, que dejé la serie en barbecho casi tres años. Después de retomarla la seguí a su ritmo normal, hasta su conclusión. Lo único que puedo decir de Dexter es que ha sido un quiero y no puedo, y que ha tenido el peor tratamiento de personajes que recuerdo. Si alguien me pregunta alguna vez si merece la pena ponerse a ver Dexter tengo muy clara la respuesta, sí, pero solo la primera, segunda y cuarta temporada, el resto oscila entre lo salvable y lo abominable, sobre todo su final.

Sigue leyendo Dexter, o la caída al pozo del olvido, Parte II