Tomar a la comedia por el pito del sereno

Primos-401566829-largeLlega enero y llegan las nominaciones. Todavía no se sabe que películas estarán nominadas a los Oscars, pero en el culo de Europa ya ha salido la lista de películas nominadas a los premios locales, los Goya. En los últimos años las grandes triunfadoras de estos premios de segunda han sido Pa Negre, una película de post guerra del montón, Blancanieves, una castizada a rebufo de The Artist. Aunque es cierto que alguna se ha salvado, como No habrá paz para los malvados. Pero lo que nos ocupa ahora mismo es las nominaciones para la edición de este año, donde la película que opta a más estatuillas es La Gran Familia Española, de Daniel Sánchez Arevalo. Ahora viene la cuestión a la que llevo dando vueltas todo el día ¿se atreverá la Academia de Cine Española a sacarse la cabeza del culo y premiar a una comedia o estas nominaciones son por y para aparentar?

No creo que La Gran Familia Española sea la mejor película de su director, sin ir más lejos Primos me parece mucho mejor comedia, pero como ya vimos en su día fue despreciada por los académicos, así que habrá que ver en que queda todo esto. No dudo que el resto de las nominadas sean buenas películas, y no digo que por decreto haya que premiar a una comedia, lo que si deseo es que se empiece a tratar con respeto a este género. Siempre ha existido una patente reticencia a premiar a las películas con un perfil marcadamente humorístico, incluso si incluyen algún elemento dramático. Desgraciadamente no es un problema exclusivamente español, sólo hay que mirar a los Oscars para ver que premian siempre antes a cualquier drama sensiblero que a una película que te ha reír hasta que te duela cara.

Ahora basta con leer los titulares de prensa, todos destacando que haya nominadas dos comedias a mejor película. Cuando se destaca algo así es porque no es habitual.  Vivimos en una tiranía cinematográfica donde las Academias castigan el humor por decreto y unas nominaciones no salvan una tendencia histórica. Si dentro de cinco o diez años deja de ser noticia el hecho de que se nominen este tipo de película es que algo habremos avanzado, sino lo de ahora no será más que el último acto de postureo por parte de un organismo que se fue a la mierda en cuanto lo dejó Alex de la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *