Doctor Who Deep Breath: Capaldi 1 – 0 Moffat

Captura de pantalla 2014-08-24 a la(s) 23.24.09

Steven Moffat escribió el mejor episodio de Doctor Who que jamás haya visto, The Day of The Doctor, pero también ha sido el responsable de la temporada que menos me ha gustado de la etapa moderna. De juzgar a Moffat y su paso por la serie nos encargaremos tarde o temprano en 10 Minutitos de, pero mientras hay que aprovechar el estreno de la octava temporada. Tengo que reconocer que fue uno de los que vio el episodio placeholder que se filtró en su día, pero ahora vista su versión oficial es hora de analizar. Si hay que resumir rápidamente las sensaciones que deja se puede resumir todo en dos puntos: Capaldi tiene mucho potencial y alguien tiene que atar en corto a Steve Moffat. Comenzamos.

El primer episodio de un nuevo Doctor nunca es fácil. Rose es el peor episodio piloto que recuerdo. The Christmas Invasion no hace justicia a lo que luego representó Tennant para la serie, y The Eleventh Hour parecía una contrarreloj hiperactiva. Deep Breath no se aleja de esta estela, parece que a la BBC le cuesta entender que el primer episodio de un Doctor debería ser algo que hiciera levantarse al público de la silla y no una simple sucesión de escenas, en este caso además, mal hiladas. El primer episodio de Capaldi es absurdamente largo, 75 minutos, pero lo peor es que ese metraje adicional está desperdiciado. Escenas conversacionales repetitivas, personajes muy vistos, inconsistencia de algunos personajes, desastroso montaje… Pero lo más criticable, desde mi punto de vista, es que parece que Moffat le da mucho más peso a Clara que al Doctor. Cuando tu principal reclamo para el público  es ver al nuevo Doctor no puedes dejarlo como un mero secundario.

Sin entrar en spoilers también cabe decir que parece que Moffat no va a alejarse de su fórmula habitual, macro arcos sobre explicados. Por cierto, injustificable el fanservice de la penúltima escena. Como lo es el abuso que hace de la época victoriana y de la Paternoster Gang, está quemando a los personajes de manera apresurada, casi tanto como a Clara. Nada en contra de Jenna Coleman, pero su personaje se está volviendo irritante.

El lado positivo es Peter Capaldi. Es pronto para juzgarle, pero por lo pronto le ha dado un nuevo aire al personaje que le viene muy bien. Es verdad que en la última etapa Matt Smith se salía del pellejo, pero este cambio sí que se ha notado desde el minuto uno, Smith se pasó una temporada queriendo ser Tennant. Va a ser interesante ver como el oscarizado escocés va dando forma a su Doctor, pero hay esperanza, que no es poco.

En conclusión, el Deep Breath es un episodio que deja frío, se hace largo y no engancha, un desacierto claro para empezar una temporada. Eso sí, si Moffat se controla durante el resto de temporada y se parece más al del 50 Aniversario y menos al amante loco de Amy Pond es posible que veamos algo muy suculento. La era Capaldi ha empezado, y no puedo dejar de pensar que en este primer episodio Capaldi le ha ganado a Moffat, clarisímamente.

Un pensamiento sobre “Doctor Who Deep Breath: Capaldi 1 – 0 Moffat”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *