Chanantada para la finale de la 4ª de Lost

Este año se realizó una quedada en Madrid (otra en Barcelona) para ver la finale de la cuarta temporada de Lost. Comentando cosas con un par de compañeras del foro (Maya y Su), hablamos de hacer intentos de testimonios chanantes de personajes de Lost, y así surge este video, que tiene poco de original pero que une mis dos «shows» televisivos actuales, que son Lost y Muchachada Nui (lo que he hecho es un vil plagio, pero a falta de arte para algo más… xD). Ya comentaré la finale en profundidad, pero actividades como las Lostkhana o quedar para la finale hacen de lostzilla algo más que una página con un foro.

Espero que os haya gustado, si no lo siento, el audio es regulero porque no tengo micro de corbata y aparte tuve un par de problemas con la grabación.

Indiana Jones y El Reino de la Calavera de Cristal

Cuando una saga se deja de lado durante casi 20 años, la expectación que se genera con el anuncio de una nueva entrega es brutal. Ocurrió con Star Wars y el episodio fantasma. Con la  que nos ocupa, la cuarta entrega de Indina Jones, no ha llegado a tal grado de histeria colectiva, y por suerte, no ha sido tan perniciosa como aquel aborto cinematográfico que parió Lucas a finales de los 90. Para los que crecimos viendo al Dr Henry Jones Jr. tenerlo de vuelta es una suerte en parte, es como reencontrarte con un viejo amigo, por el que los años han pasado, pero que sigue manteniendo su esencia, o gran parte de ella.

Indiana Jones siempre ha sido una saga de aventuras, acción y humor, nada más y nada menos. Es un personaje clave en el cine de los años 80, que durante tres películas encarnó la imagen del aventurero comprometido a la par de seductor que sobrevive a mil y un peligros. En Indiana Jones … sigue siendolo, pero los años pasan, y cada vez se parece más Henre Jones I. Es la evolución lógica del personaje, y en ese sentido es de agradecer. La cinta recuerda más a El Templo Maldito que a El Arca Perdida o La Última Cruzada, aunque la sensación al salir del cine es que sin ser una película le ocurre lo mismo que a  El Padrino III, que siendo buena no está a la altura del resto de la saga.

  Sigue leyendo Indiana Jones y El Reino de la Calavera de Cristal

Lost Moments; Desmond

A principios de 2007 lostzilla organizó un concurso de vídeos sobre la serie. Mi idea original era rodar un corto centrado en la historia de algunos de los extras, esos personajes que se dedican a llevar leña de un lado a otro y poco más, pero que son un filón para desarrollar fan-fics. Pese a tener localizaciones y medios no encontré actores, así que decidí recurrir a unos que no se quejarían nunca y se dejarían dirigir sin problemas, los Playmobil. Así surge Lost Moments Desmond, que recrea algunas escenas del escocés muñeco en mano, sin hacer uso del stop motion en ningún momento. Los Playmobil volverán algún día, pero hasta entonces queda aquí lo que podría considerarse mi primer «intento de corto», antes de realizar «The Ultimate Battle in The Comic Shop«.

 

Crítica Lost 4×12 «There’s No Place Like Home, Part I»

Podría recurrir a un montón de tópicos y frases hechas para describir un episodio que precede al desenlace de una historia, en este caso una temporada, incluso cuando el mismo puede ser considerado parte de ese mismo final. Es una primera fase de introducción sosegada que prepara al espectador para lo que está por venir, pero que lejos de buscar una especie de excitación desorbitada, busca una calma tensa que alude incluso a la sensibilidad del espectador. “There’s no place like home, Part I”, es un claro ejemplo de todo lo anterior. Todo el episodio está encaminado a situar a los personajes en el lugar del tablero donde deben estar para la finale, pero no se queda ahí, no se limita a ser un mero episodio distribuidor, sino que nos muestra una vez más que un flashforward (lo mismo que un flashback) cuando es coral tiene muchos más puntos de ser interesante que algunos centrados en un solo personaje. Vuelve también la importancia de la música, y lo importante que es junto con el montaje (eso que tan rara vez se aprecia como merece) y que en muchas ocasiones es más importante que los propios actores en una escena.

Sigue leyendo Crítica Lost 4×12 «There’s No Place Like Home, Part I»

Iron Man; cuando Marvel encontró el camino

Es innegable que gracias a la película de X Men en el año 2000 se inició una nueva era en el cine basado en cómics. En los 70 la clave fue Super Man, a finales de los 80 el gótico colorista Burton marcó un momento importante con Batman, los 90 fueron años oscuros (sobre todo por culpa de patanes como Joel Schumacher), pero pero por suerte todo eso pasó y se inició la gran época de súper héroes en pantalla, o no. Lo cierto y lo real es que las adaptaciones de Marvel han dejado bastante que desear, sobre todo por “joyas” como la saga Spiderman, que se diferencia de los telefilmes setenteros en el presupuesto,  por no citar engendros como X Men 3. Pero al final de la travesía había luz, ha tenido que ser la propia Marvel quien produzca algunas de sus licencias para poder sacar algo decente, como es el caso de Iron Man.

 

El cómic protagonizado por Tony Stark nunca ha sido uno de los buques insignia de la empresa, es cierto que siempre ha gozado de cierta popularidad, pero está en un segundo plano, como casi todos los Vengadores. Pero esto se debe sobre todo a preferencias del público, puesto que Tony Stark es un personaje apasionante y bastante más complejo y carismático que el llorón de Peter Parker. Pero dejando comparaciones a un lado, Iron Man es una película entretenida que cumple bien su función, no pretende ser el Padrino IV, pero su fin lo cumple con creces. Puede parecer fácil que una película en la que hombres con trajes robóticos vuelan sea entretenida, pero no hay más que ver cosas como Superman Returns para darse cuenta que no basta con cosas que vuelen.

Sigue leyendo Iron Man; cuando Marvel encontró el camino

Crítica Lost 4×11; «Cabin Fever»

El tiempo y su percepción son relativos… lejos de meternos en estos temas que tan de actualidad están en Lost, me vengo a referir en lo largo o lo cortos que se te pueden hacer 40 minutos. La semana pasada, con “Something Nice Back Home” cuarenta minutos parecieron 3 días sin comer, mientras que con el undécimo episodio de la cuarta temporada de Lost, “Cabin Fever”, cuando ves que termina el episodio parece que solo hubieran pasado diez minutos. No es algo exclusivo de las series, ni del cine, cuando uno está ante algo que le agrada, el tiempo vuela. Llevo toda la temporada clasificando por géneros, para este no encuentro una calificación apropiada, de hecho, la única forma que se me ocurre para clasificarlo es como de Lost puro y duro. No importa que John Locke esté como una regadera, sus episodios, como los de Desmond o Ben, suelen ser geniales, y este no es una excepción.

Sigue leyendo Crítica Lost 4×11; «Cabin Fever»

Crítica Lost 4×10; «Something Nice Back Home»

Es cierto que durante toda la cuarta temporada de Lost, casi todos los episodios invitavan a ser encuadrados en un género concreto. Ahora, con el décimo episodio “Something Nice Back Home”, le toca el turno al folletín novelesco decimonónico, aunque para ser más concretos a su versión actual, el culebrón televisivo. Que Lost es una serie de personajes es evidente, que ellos son más interesantes que saber si el humo negro son flatulencias de Jacob también, pero hay veces que los personajes y las subhistorias están tan trilladas, que aburren a las ovejas. Los triángulos amorosos siempre han dado mucho juego, pero cuando se prolongan eternamente con la chica en el papel estelar de pelota de tenis, no hay quien los aguante. De todas formas, “Something Nice Back Home” aunque aburrido y lento, es necesario y nos hace comprender en cierta medida el porque de lo que vimos en la genial finale de la tercera temporada.

Sigue leyendo Crítica Lost 4×10; «Something Nice Back Home»

Lost 4×09; The Shape of Things to Come

Uno va aprendiendo con los años que no conviene esperar mucho de nada ni de nadie, que si esperas demasiado te vas a terminar llevando una tollina a remangabrazo. Con las series de TV, y con la ficción en general, muchas veces es mejor no esperar nada del otro mundo para cuando menos te lo esperes, en vez de recibir un guantazo se te caigan los pantalones del gusto. “The Shape of Things to Come” es a Lost lo que el ejemplo anterior. Después de un episodio soporífero y un paroncillo, te encuentras con un episodio inesperado, que pone más piezas sobre el tablero y aclara parte de las que había. Pero dejando a un lado preguntas y respuestas, es un episodio de acción pura y dura, y ya iba siendo hora, de que hubiese algo de sangre y disparos, no todo van a ser paseos por la selva y ver a personajes punteros quedarse solo en protoguarrillos-as paseantes.

Sigue leyendo Lost 4×09; The Shape of Things to Come

Expediente X; La verdad está ahí fuera

Cuando uno empieza a ver una serie de televisión, espera entretenerse, sin más, sobre todo si empiezas a verla cuando tienes 12 o 13 años. Si l a serie te gusta te vas enganchando poco a poco, hasta el punto de que haces lo posible para estar en tu casa cuando la emiten, o para grabarla en una cinta VHS para verla al día siguiente. Eso fue lo que me pasó con Expediente X, la primera serie que veía de un modo más serio y adicto en mi vida, la seguí por Telecinco, hasta que empezaron a tratarla con la punta del pie, algo muy común en la cadena de los realities y el cotilleo rancio. Desde mediados de la séptima temporada le perdí la pista, y no fue hasta hace poco más de un año, que un buen amigo mío me la prestó completa, toda la serie en DVD, y  poco a poco he podido volver a ver lo que ya había visto y ver por primera vez lo que no llegué a ver. Y he podido volver a querer a Mulder, a Scully, a Skinner, al Fumador, a Kryzcek, a los Tiradores Solitarios, al Caza Recompensas… y descubrir a Dogget y a Reyes.

 

Cuando ves una serie por orden, con calma, si anuncios, y completa, puedes llegar a tener una visión general de la obra, entenderla, disfrutarla, no perderte, recrearte en cada detalle… Hay gente que se queja de que Expediente X es una serie que pierde al espectador, yo sin embargo creo, que si se le presta atención a los episodios de trama, se sigue perfectamente. Además, esta  serie tiene otra cualidad innegable y que la hace distinta al resto, además de la trama central recurre en la mayoría de ocasiones a episodios autoconclusivos, con lo que no se hacía ni tan insustancial como CSI ni tan densa como Lost. Además no hay que quedarse solo en la superficie, Expediente X es algo más que ciencia ficción, los personajes están muy bien construidos, y son capaces de pasar del drama a la comedia en un  momento., de la distncia a la cercanía, de lo creíble a lo increíble, de lo divino a lo humano, del espacio a la tierra… Para mí, es la mejor serie que he visto nunca, y dudo que ninguna la llegue a superar.

  Sigue leyendo Expediente X; La verdad está ahí fuera

Yu Suzuki; la viga maestra de Sega

Yu Suzuki Cuando uno habla de cine, rara vez atribuye una película a una productora o a una distribuidora. En el caso de los videojuegos es completamente diferente, la mayoría se limita a decir que “er FIFA es de EA espór y er Pro de Conami”, tal cual suena. Aunque bien visto, este mismo tipo de público cuando va al cine no pasa del título. Las similitudes entre videojuegos y cine son cada día más evidentes, no ya por el avance gráfico y el abuso cinematográfico de la infografía, o de la cantidad de adaptaciones mediocres, cada vez se asemejan más porque ambos artes sirven para contar historias de una forma visual. Y como en el cine destacan grandes directores, en los videojuegos pasa exactamente lo mismo, y entre ellos destaca uno de los más grandes, Yu Suzuki.

 

Suzuki ha sido uno de los pilares de Sega durante mucho tiempo, en los ochenta fue el director de varios juegos para la placa System 16, y algunas variantes, que marcarían época. Destacan de esa época Out Run, o como cumplir el sueño del hombre medio de conducir un Ferrari con una rubia al lado, Super Hang On, que es otro de los sueños del hombre medio, recorrer el mundo en un moto, y Space Harrier, que trata de cómo un hombre con retro propulsor se enfrenta a una invasión el solito a base de cañanozos. Todos estos juegos tenía un acabado técnico muy bueno para la época, tenían bandas sonoras trabajadas que el público todavía recuerda, y si bien no desarrollaban grandes historias, buscaban satisfacer las necesidades del jugador de aquella época.

 

Sigue leyendo Yu Suzuki; la viga maestra de Sega

Entretenimiento Audiovisual